REHABILITACIÓN

En esta ocasión ponemos el foco en un restaurante ubicado en Madrid que cuenta con una superficie de 800 metros cuadrados cuyo proyecto artístico ha corrido a cargo de La Basse y cuya renovación ha llevado a cabo el estudio Ilmiodesign. Se trata del espectacular restaurante Tatel.

 

_F3C0438
En primer lugar, cabe decir que tiene una atmósfera de club clandestino, con ese glamour de los años 30 y música en directo. Así es Tatel, un restaurante lleno de ritmo con una identidad única.

_F3C0429
Para conocer con más detalle en qué ha consistido esta renovación, contactamos con Ilmiodesign, que nos explica que “la idea era crear un espacio con una aire totalmente nuevo para Madrid, inspirado en los clubes clandestinos de los años 30. En aquellos locales siempre pasaba algo diferente, por eso el espíritu de Tatel es tan dinámico; es un espectáculo único en si mismo”.

 

_F3C0269

 

De este modo, con la idea de concebir el speak easy del siglo XXI, Ilmiodesign ha realizado en Tatel un revisión contemporánea de los célebres clubes surgidos durante la época de la Ley Seca. Su inconfundible estilo fusiona la elegante estética de los años 30 y 50 con un twist muy actual. Sofisticación y calidad crean un entorno rico y cálido, pero sin ostentación ni elementos superfluos. En Tatel conviven en armonía los detalles artesanales, con memoria de una época pasada y el diseño contemporáneo. Para ello hemos creado muchas piezas en exclusiva para el espacio y las hemos combinado con otros iconos del diseño. Y, en este peculiar entorno, se integran sutiles guiños a la cultura española en forma de murales en los que revisitan de forma amable y actual lo más reconocible de nuestra idiosincrasia.

 

_F3C0450

 

Un espacio en el que los cinco sentidos se activan y la memoria revisa mil y una imágenes de los clubes que aparecen en los clásicos del cine negro sin encontrar nada igual. Dos son las claves espaciales que imprimen carácter al espacio. En primer lugar, la fluidez de su planteamiento en el que exterior e interior están plenamente integrados. Y, en segundo lugar, su distribución. Un ejercicio de arquitectura de interiores que aprovecha lo diáfano del espacio para convertirlo en un local donde desde cualquier rincón se tiene una vista panorámica de todo el Restaurante. Esta singularidad realza una nueva forma de estar y compartir denominada “intimidad social”. En el espacio Tatel, es la libertad quien marca diferencia con los antiguos clubes clandestinos.

 

2

Articulos similares
CERTAMEN
0 47

La cita ha contado con la participación de las escuelas de Valladolid, Madrid, Sevilla, Granada, Murcia, Alicante, Málaga, V ...
CONSTRUMAT - EFICIENCIA ENERGÉTICA
0 116

La Directiva 2010/31/UE, suscrita por los estados miembros de la Unión Europea, establece que en 2020 todos los edificios nue ...

Dejar una respuesta