INTERIORISMO

El punto de partida en este proyecto situado en Les Corts, Barcelona, por el Estudio FFWD Arquitectura y era un ático de dimensiones reducidas con una distribución con sala y tres dormitorios. Las dos terrazas a lado y lado eran el principal valor del espacio, pero la configuración del piso no facilitaba su uso, además de encontrarse sensiblemente por encima del nivel interior.
Una de las dos terrazas estaba ocupada por la cocina, construida en su día ganado espacio del exterior. Este espacio quedó pues fuera de la actuación al estar consolidado pero no ser modificable.

Objetivos
Los objetivos del propietario se convirtieron en los del proyecto:
• Había que conseguir un espacio interior luminoso que disfrutase de la privilegiada terraza que quedaba libre, y de la que había que hacer uso porque tenía un lugar privilegiado.
• Plantearon mejorar las transiciones entre interior y exterior, así como con el espacio de cocina, que se encontraban 50cm por encima del nivel principal.

Hacer de la vivienda un lugar cómodo y que se hiciera uso tanto del interior de la casa como del exterior.
• Generar una configuración interior lo más diáfana posible, incorporando un dormitorio convencional y un segundo espacio que permitiera acoger invitados de forma esporádica.
• Espacios abiertos con habitáculos convertibles gracias a los materiales utilizados para crear estancias abiertas para un uso, y poder darles otro al cerrar o abrir las puertas correderas.

El espacio interior se concibe como una única unidad segregable según las necesidades del momento. A partir de desniveles y particiones móviles se definen los diferentes ámbitos de la vivienda que quedan delimitados con diferentes grados de privacidad.
La sala de estar se convierte en el centro de la vivienda ofreciendo dos ámbitos: sofá y chillout. A partir de este punto se establecen relaciones diversas con el resto de espacios: el comedor se dispone en un nivel elevado para resolver la transición con la cocina existente; el recibidor de la casa se puede cerrar consiguiendo que el dormitorio principal forme un conjunto tipo suite con el cuarto de baño de la casa; por último, una gran partición móvil permite dividir la sala en dos espacios resultando uno de ellos una habitación de invitados esporádica.

En definitiva se ha conseguido una vivienda de espacios convertibles, con una unión imprescindible de interior y exterior, dándole a la vivienda amplitud con las terrazas a ambos lados.

Articulos similares
BAÑOS
0 53

Nofer, firma dedicada a la fabricación de accesorios y complementos para baños públicos y especializada en productos realiz ...
AZULEJOS PEÑA
0 43

Azulejos Peña te descubre la nueva colección de grifería con un brillo y un carácter ejemplares. Verdaderas obras maestras ...

Dejar una respuesta