DÚPLEX

El estudio de interiorismo de Manuel García Asociados ha proyectado este dúplex en San Juan (Alicante). La vivienda, dividida en dos plantas, se encuentra coronando un edificio residencial pegado al propio green del campo de golf, por lo que cuenta con una ubicación y vistas privilegiadas.
La planta baja, casi diáfana, acoge la zona de día y servicio; ofreciendo espacios amplios, comunicados y luminosos gracias a las dos fachadas a las que se abre. La planta alta, más fragmentada, se destina a la zona de noche, y cuenta con tres dormitorios con sus respectivos baños. En general, con su interiorismo se ha perseguido ordenar los espacios, simplificando sus formas, materiales y encuentros. Intentado así, facilitar con ello el modo de habitar la vivienda.

Porcelánicos y madera
Desde el recibidor, vemos cómo se persigue un equilibrio entre la madera de roble natural, presente en tarima, techos o panelados, y los diferentes porcelánicos pétreos. Todo ello, articulado por el color blanco y gris antracita presente en la carpintería y mobiliario creados ex profeso. Como resultado, obtenemos una vivienda serena, cálida y acogedora, con un cierto carácter masculino; totalmente adecuada a los gustos de sus nuevos propietarios.

Tras una celosía de lamas grises que delimitan y articulan recibidor, escalera y salón, se encuentra la zona de estar protegida de las vistas de la entrada principal. En ella destaca el volumen limpio y oblicuo que oculta el segundo tramo de la escalera; así como la luz natural proveniente de los grandes ventanales y del lucernario del techo que inundan este espacio. Al mismo tiempo, se genera una comunicación visual y un cruce de perspectivas entre salón y estudio gracias al contenedor exento, realizado a dos caras, de vidrio parsol. Éste da servicio a ambos espacios: por un lado, integrando y disimulando los equipos multimedia; y por otro como librería en la zona de estudio. A su vez, ayuda a ocultar un pilar exento y crea una doble circulación alrededor de él, separando, pero también unificando ambas zonas. El estudio, se resuelve mediante una mesa volada en madera de roble. Delimitando además por el otro lado con un gran volumen de carpintería que soluciona el almacenaje necesario del estudio y del comedor colindante. Donde se destaca la presencia de esta caja maclada con el techo mediante el uso de la luz indirecta.
La cocina, por su lado, se encuentra totalmente integrada en la zona del recibidor. Se resuelve mediante una serie de contenedores perimetrales de suelo a techo, lacados en blanco que integran además del diferente almacenaje, la puerta del aseo de cortesía. Como zona de trabajo y funcional, se han resuelto sus superficies con diferentes porcelánicos pétreos, engamados a los distintos volúmenes. Motivo por el cual se ha utilizado la madera en el techo para conferir calidez a esta zona. En el centro de ésta, destaca el volumen de la península lacada en antracita y que separa la zona de trabajo de la de desayunos. Jugando una vez más con el recurso de crear cajas o volúmenes, unos maclados dentro de otros.

Verticalidad
Ascendiendo a la planta primera, observamos cómo en el volumen de la escalera se enfatiza la verticalidad de este espacio mediante los tensores de acero sujetos de suelo a techo. Los materiales y soluciones son una continuidad de los utilizados en la planta inferior. En el dormitorio principal, como a lo largo de toda la vivienda; es el mobiliario de carpintería integrado en la propia arquitectura, el encargado de resolver las múltiples necesidades de cada espacio. Esta estancia es sencilla, luminosa y sosegada. Se configura mediante un banco corrido bajo la ventana y un panelado frontal, ambos lacados en blanco, en el que se ha horadado un cabezal panelado en roble. Como contrapunto y antesala del baño, el almacenaje se ha lacado en gris antracita. Éste, se encuentra tras una puerta corredera realizada en vidrio reflectasol, que actúa como espejo en función de la luz. En él, destaca una gran ducha revestida íntegramente en porcelánico Ceppo di Grè de color negro, que enrasa directamente con la tarima de roble natural. De los otros dos dormitorios, ambos con características, materiales y lenguajes similares, uno de ellos se ha configurado como zona de juegos. Ambos cuentan con su baño integrado, pero en esta ocasión se ha utilizado para las duchas un porcelánico Ceppo di Grè en color natural para suavizar los contrastes. Sin embargo, en todos los baños se han revestido los paramentos exteriores con el mismo papel vínilico mate que persigue crear una neutra continuidad con las paredes enlucidas del resto de la vivienda.

Articulos similares
BAÑOS
0 53

Nofer, firma dedicada a la fabricación de accesorios y complementos para baños públicos y especializada en productos realiz ...
AZULEJOS PEÑA
0 44

Azulejos Peña te descubre la nueva colección de grifería con un brillo y un carácter ejemplares. Verdaderas obras maestras ...

Dejar una respuesta