INTERIORISMO

Cuando un interiorista interviene en un local de estas características, y la propiedad vuelca su confianza en el buen hacer de un estudio, el resultado es el que hoy vemos en este reportaje.

 

Top Design Madrid, un joven estudio de diseño de interiores, de la mano de Pilar Moreno Fernández, ha sabido exprimir al máximo su creatividad para dar vida a “The Tuna House”. La fórmula marketing-interiorismo funciona bien, siempre que se sepa exprimir el recurso en su justa medida, y aquí sucede precisamente eso. Asociar y utilizar, tanto la marca como el logo, para justificar una estética, y encima sumarle puntos con apuestas muy acertadas no es tan fácil como pueda parecer en un principio.

 

Se trata de un local comercial bajo nivel de calle, que consta de 400m2 de los cuales solo se ha intervenido en la parte superior del local. 250 m² dividido en dos alturas.

 

 

En base al concepto estético propuesto Retro Oyster Bar, en las necesidades y objetivos de la propiedad, se plantea la distribución actual. Un espacio que te invita a recorrer las distintas zonas del restaurante, incluso a repetir la visita, para poder cambiar de lugar.
Nada mas entrar, nos recibe una barra que separa la zona de cocina y oficce del resto del local. Se trata de la barra de sushi. Con una estética de pescadería tradicional, utilizan materiales que evocan a esos lugares (gres vitrinas, acero Inox etc). Esta barra está enfocada más a las comidas de diario y al take away, diferencia de nuevo las dos zonas con estilos comunes pero estéticas diferentes.
Marcada sin duda por la réplica del atún gigante pintado a rotulador simulando los trazos de los antiguos dibujos retro que contribuyen a la estética propuesta en esta zona, el local se organiza en dos salas perfectamente diferenciadas. Una a modo de antesala junto con la barra de Sushi, y la otra con una gran cocina central en vivo. En las dos zonas se disponen las mesas perimetralmente.
La segunda, es la zona de ronqueo con una barra de despiece y show entorno a la que la gira toda la distribución de ese nivel, convirtiéndose esa barra en al núcleo principal.

 

 

Utiliza materiales más sofisticados (madera mármol espejo luminarias retro) contribuyendo así con la sofisticación de este salón. Esta barra queda enmarcada con un juego de iluminación muy original en techo. A modo de boyas dentro de una red de pesca, un grupo de globos de iluminación coronan el techo. Un techo plafonado con paneles de madera lacada.

 

Toda esta zona queda muy diferenciada de la anterior y genera un ambiente más nocturno y elegante.
En cuanto a la fachada se utilizaron azulejos y carpinterías metálicas fusionando las estéticas utilizadas en el interior y combinando ambos materiales, eligiendo colores claros para aportar la mayor visibilidad posible a la fachada ya que el local se encuentra en una calle estrecha.
Sin duda el peso importante de la fachada lo aporta el logo y su iluminación, la estética retro contribuye junto con los materiales a conseguir esa imagen de osyster bar retro adaptado al mundo del atún.

 

Articulos similares
Asociación ventajosa en la cocina
0 93

Una de las claves de esta alianza será el lanzamiento de una nueva gama de acabados
El ITC desarrolla un panel cerámico híbrido innovador a través del proyecto KERLAM
0 95

El ITC desarrolla un panel cerámico híbrido innovador a través del proyecto KERLAM

Dejar una respuesta