INTERIORISMO

Situado en el Baix Empordà, en el pueblo costero de Sant Feliu de Guíxols, se encuentra este apartamento con espectaculares vistas al mar .
La familia con 3 hijos, encargó a Júlia Brunet interiorisme este proyecto en el que había que reformar esta segunda residencia y convertirlo en un espacio amplio y luminoso con el objetivo de plasmar en él la calma y la luz que aporta el Mediterráneo.
Al cruzar la puerta, una pared alicatada con la delicada baldosa déchirer de Patricia Uriquiola para Mutina da la bienvenida y acompaña a través del distribuidor.

 

En este espacio se encuentra el baño de los niños, alicatado en este caso con una baldosa hexagonal en colores blanco y azul profundo proveniente de Marruecos que envuelve todo el espacio, junto con el lavabo de la colección Ola de Sistema Midi de Mb.
La habitación de las niñas, sorprende con un papel de Cole & Son y unas sábanas de lino de Mikmax con diferentes colores que combinan con los tonos de las paredes, acompañadas por una lámpara de rattan que le da un toque informal y fresco a la habitación.
En la siguiente habitación, el estilo es totalmente diferente, las paredes están pintadas con la técnica half paint y el armario está lacado del mismo color, ese azul cielo que trasmite paz y serenidad y recuerda los colores de la Costa Brava.
El espacio diáfano del comedor-cocina, es el corazón de la casa, y se estructura entorno a una barra/isla en madera de roble que lo recorre hasta una columna panelada con espejos que reflejan el mar.

 

La cocina, lacada en tono beige claro como el fondo de las divertidas baldosas portuguesas situadas sobre la encimera en tonos azules, beiges y grises. La nevera es una Smeg blanca y la iluminación de la isla proviene de una ligera lámpara de techo de Parachilna.
A continuación de la cocina se sitúa el comedor, enmarcado por un panelado de pared a tono con la cocina y con un espacio de banco combinado con las sillas de Fredericia. Delante, en el salón, resalta la colocación de un panelado de madera de roble que oculta la puerta de acceso a la suite y unos armarios de almacenaje a la vez que acoge la TV y la chimenea de gas.
El sofá es el modelo Ghost de Gervasoni y las butacas de & Tradition. Tras el sofá se aprecia un bonito cuadro de Lidia Masllorens que está mirando al mar y la conocida TMM de Santa & Cole. Todo el mobiliario adquirido en la tienda de Idees Disseny de Vic.
En la suite se suprimieron las paredes interiores para lograr un espacio abierto que permitiera el paso de la luz, solamente delimitado por una corredera de aluminio y cristal producida por sistema Midi de Mb, el diseño es propio del estudio Júlia Brunet interiorisme.
Para el baño de la suite se utilizó una baldosa artesana de color marfil en distintos tamaños componiendo un mosaico de diferentes medidas.

 

Las griferías son de color cobre al igual que los apliques de pared de Baxter. En el baño también podemos disfrutar de un precioso cuadro de Conrad Roset. En todo el apartamento se han cuidado especialmente las texturas y los elementos tradicionales combinados con muebles contemporáneos.  Los materiales cálidos como la madera, telas blancas, fibras naturales y las baldosas artesanales marcan la personalidad de los diferentes espacios donde han sido utilizados. El color blanco predomina en el espacio y ayuda a obtener este resultado tan luminoso y acogedor.

 

Un proyecto en el que se han cuidado especialmente las texturas y los elementos tradicionales combinados con muebles contemporáneos. Los materiales cálidos como la madera, telas blancas, fibras naturales y las baldosas artesanales marcan la personalidad de los diferentes espacios.

Articulos similares
ACUERDO CON LA REFORMA
0 49

Las tiendas especializadas podrían incrementar un 30% su volumen de clientes a través de la financiación online
JARDÍN
0 82

Fronda nos ayuda a crear en casa un jardín exótico a través de las plantas y la decoración del espacio

Dejar una respuesta