FIESTA ANIVERSARIO

Apenas unos días después de la gran fiesta de celebración por el 40 aniversario de Azulejos Moncayo. La velada comenzó como se había anunciado en el parte meteorológico: con amenaza de tormenta; no importaba, ni la lluvia ni el viento iban a chafar una noche que tenía nombre y apellidos, y que estaba destinada al éxito más rotundo. A pesar de que el tiempo se iba estropeando, media hora antes del comienzo de la fiesta ya se acumulaban los invitados a las puertas del restaurante Aura, ansiosos por el inicio oficial del aniversario, que sucedió a las 9 en punto.

 

 

Al momento de entrar, lo primero que pudieron hacer los invitados fue regodearse con el escenario. Como en los últimos 40 años, el color naranja los acompañaba y los guiaba por todo el complejo para garantizar que cada uno de los invitados disfrutase y tuviese el máximo deleite. El aperitivo estuvo cargado de diferentes y variados canapés, que abrieron el apetito de los asistentes, mientras disfrutaban del primero de los momentos para el recuerdo: el photocall con las frases de Azulejos Moncayo y su mascota, Moncayito, eran las estrellas de un magnífico aperitivo.

 

 

Tras este, dio comienzo la cena oficial, en un ambiente de lo más especial: globos, pantallas, regalos, perfecta iluminación… Todo el complejo se tiñó de la luz con la que Azulejos Moncayo brillaba aquella noche; incluso había dejado de llover. Los asistentes pudieron disfrutar de una variada y muy agradable cena, hasta llegar a una sobremesa diferente. Tras terminar los cafés, la cena daba paso a la magia, literalmente. David Asecas, mago concursante en el programa Got Talent, deleitó a los invitados con más de una hora de sorprendentes trucos, con los que además interactuó y precisó de voluntarios que acudieron encantados.

 

 

Terminó el espectáculo, pero no la fiesta, ya que era el turno de (Starky). Canciones que, como Azulejos Moncayo, nos han acompañado desde siempre, volvieron a sonar con fuerza y energía renovada, mientras los asistentes comenzaban a lanzarse a la pista de baile. La fiesta duró, y duró hasta altas horas de la mañana, tanto es así que después de todo lo acontecido en Aura, los invitados se trasladaron a Supernova, y allí estuvieron, disfrutando y bailando, hasta el final de una velada mágica.

 

 

Nadie quiso perderse este magno evento. Más de 400 personas acudieron a una fiesta que era el broche perfecto a 40 años de trayectoria, y un punto y aparte para continuar de la misma manera. Medios de comunicación como el Heraldo, interioristas, marcas con las que Azulejos Moncayo trabaja en exclusiva, como Metropol, Dune, Argenta Cerámica o Rodacal, encargados de marketing y comunicación, como el estudio Gritovisual, o multitud de decoradores y entidades pertenecientes a la cerámica, formaron parte de la amplia lista de invitados.

 

Unos días después, el 40 aniversario de Azulejos Moncayo forma ya parte del pasado, y ahora mira hacia adelante, a seguir creciendo y haciendo las cosas como solo su equipo sabe, en familia y apuntando a lo más alto. Pero no cabe duda de que la noche del 20 de septiembre de 2019 será recordada como la noche en que Azulejos Moncayo tocó el cielo y lo disfrutó con su enorme familia.

Articulos similares
SOSTENIBILIDAD
0 120

Por su versatilidad, sostenibilidad, diseño y durabilidad, la piedra sinterizada Neolith® se ha ganado el reconocimiento del ...
SOLUCIONES CONSTRUCTIVAS
0 94

La Asociación Nacional de Distribuidores de Materiales de Construcción y Cerámica (ANDIMAC) ha reconocido en su VII Congres ...

Dejar una respuesta