ARQUITECTURA SOLIDARIA

En el marco del Programa Académico de Asistencia Federal, conocido como “PAAF!”, de la Universidad de Morón, se proyectó y construyó un módulo de vivienda social para el Delta. El mismo, fue otorgado a una mujer llamada Laura. Una profesora de música para chicos con discapacidad a quien en el año 2017 le quemaron su casa y lo perdió todo.

Se trata de un módulo no inundable, sintético y liviano, económico y de rápida construcción. Entendiendo las características del Delta, sus ventajas y desventajas, se diseñó un sistema prefabricado. El mismo incorpora un concepto muy importante, el de “Proyecto Potencial”.

Se diseñó un sistema constituido por una “Meta Estructura o Estructura primaria” en módulos de 3×3 m. Esta estructura tiene un sector que recibe el cerramiento para conformar la vivienda, y un sector con la estructura a la vista que funcionará como semi-cubierto y que a futuro podría permitir ampliaciones.

Esta estructura responde a los conceptos de Flexibilidad y ser repetible, porque al ser tan sencilla en su ejecución, es fácilmente reproducible y las dimensiones del módulo permiten la flexibilidad de cambiar el uso o seguir adicionando módulos a la estructura principal.

Con respecto a la materialidad del módulo, se eligieron materiales livianos, debido a que tenían que ser de fácil traslado hasta la isla. También por la baja capacidad portante del suelo.

Con respecto al diseño arquitectónico, el módulo presenta una arquitectura muy permeable y liviana. Está dividido en dos niveles, una planta baja activa, donde encontramos el acceso/lugar de estar, el sector de servicio con los tanques de agua, y un segundo nivel más privado, donde encontramos un nuevo deck fuertemente relacionado con el entorno, lugar potencial para cerrar y ampliar la superficie cubierta de la vivienda.

Articulos similares
VIVIENDA
0 44

La Asociación Española de Personal Shopper Inmobiliario (AEPSI) hace balance de la crisis del Covid-19 y de su impacto en ...

Dejar una respuesta