CREA TU ESTILO

 

 

 

La forma en que decoramos nuestros hogares debe de ser una proyección de nosotros mismos, quizá, por eso a mí me gusta cambiar tanto la decoración, buscar en cada momento los detalles y colores que mejor reflejen mi estado de ánimo.
Soy Sandra Román, y aunque mi profesión nada tiene que ver con la decoración, para mí ofrecer ideas, DIY, plasmar mi manera de ver la deco en mi cuenta de instagram y blog y contar en IG con mas de 76 mil seguidores se ha convertido en cuidar al detalle cada publicación, con mucho trabajo detrás y contar lo que realmente me gusta hacer.

 

 

 

Es cierto que puede parecer una locura cambiar la decoración cada estación del año y sobre todo un desembolso muy grande de dinero si queremos dar giros radicales a las estancias de nuestra casa. Para evitar esto, me parece vital que los elementos básicos, como pueden ser paredes (en la mayoría de las ocasiones, ya que poner papel pintado no es excesivamente costoso y se cambia con facilidad), suelo y muebles, tengan colores neutros.
Creo que lo principal es tener una base de colores como blanco, beige, gris o madera y a partir de aquí ya ir jugando con el color en los detalles, y darles el mayor protagonismo a ellos.

 

 

Para mí lo que más fácil podemos cambiar en cualquier espacio son elementos como cojines, mantas y alfombras. En cada temporada podremos encontrar colores y materiales que mejor se adapten a cada estación o que sean tendencia. Las plantas, también cambian cada temporada y puede ser muy fácil jugar con ellas. Pero también es importante no olvidarse de los pequeños elementos decorativos, como pueden ser, por ejemplo, las velas.

 

 

Para la elección de los colores de cada época, deberemos de tener en cuenta que para primavera y verano los tonos que predominan son los colores cálidos e intensos como puede ser, por ejemplo, el tono mostaza; y de cara al otoño/invierno deberemos apostar por colores más fríos o pasteles, como pueden ser, azules o verdes.
La textura de los elementos también juega un papel fundamental. Para aportar más calidez en las épocas de frío podemos jugar con textiles en lana o terciopelo. En cambio en temporadas de temperaturas cálidas que buscamos alejarnos de elementos que nos den aún más calor deberemos apostar por tejidos más frescos y fluidos, como podría ser, por ejemplo, el lino.

 

 

Si tienes elementos que no puedes cambiar o que ya se necesita un desembolso de dinero más importante, como puede ser algún contar con un mueble en algún color que no te encaje, siempre puedes apostar por pintarlo o forrarlo con vinilo.
Esta es una forma muy barata de darle una segunda vida. Si tu problema es con el sofá, quizás en verano te da mucho calor, puedes cubrirlo con un plaid o alguna sabana y darle un aire completamente diferente.
Otra de mis aficiones son los DIY, no hay nada más económico que lo que has hecho tú mismo, así siempre puedes adaptarte a cada época del año. En mi caso, me gusta cambiar en cada temporada los materiales que utilizo para los DIY o para cambiar alguna de las piezas que tengo en casa. Por ejemplo de cara a invierno utilizo más la lana, en cambio en verano utilizo más el yute.

 

 

 

Articulos similares
REFORMAS INTEGRALES BARCELONA
0 314

La importancia del diseño de la cocina en las reformas integrales de viviendas. Suelos, revestimientos, tabiques, carpinter ...
FERIA BATIMAT 2019
0 80

RUBI estará como cada dos años en BATIMAT, la Feria Internacional de construcción, que se celebra del 4 al 8 de noviembre e ...

Dejar una respuesta