PASSIVHAUS

Texto: Claudia Mendoza (Arquitectura Véliz)

Cuando los propietarios de esta vivienda decidieron emprender la aventura de construir una vivienda para sus familias, ordenaron sus prioridades y decidieron que su casa fuera ante todo confortable, saludable, y sostenible.
Habían llegado a la conclusión de que su salud y bienestar estaba totalmente relacionado con la casa en que vivía y había descubierto que las viviendas Passivhaus podrían cubrir todas sus necesidades.

 

 

ME PREOCUPA EL GASTO EN CALEFACCIÓN
Su principal preocupación era reducir el gasto en calefacción y refrigeración que tenía en su casa actual sin renunciar al confort, nada de pasar frío o calor.
En una vivienda Passivhaus se consiguen demandas de calefacción muy bajas debido a que tienen un gran aislamiento térmico, la mayoría de las veces por el exterior. La vivienda está cubierta con una buena chaqueta que la mantiene a una temperatura constante durante todo el año.
La hermeticidad al paso del aire también ayuda, evita que la entrada de aire frío al interior y que el calor interior se escape. ¿De que serviría una chaqueta muy buena, llena de huecos? Trabajando la estanqueidad al aire adecuadamente se evitan por ejemplo las molestas corrientes de aire que sentimos al acercarnos a una ventana.
En el caso de esta vivienda, se colocó un gran aislamiento por el exterior y se trabajaron todos los puentes térmicos, esto reduce en gran medida las necesidades de calefacción.
Para calentarse los días de frío, se colocó un suelo radiante que proporciona un calor constante, confortable y homogéneo en todas las estancias. Evitando así, esos molestos cambios de temperatura entre las habitaciones, el baño y el salón que se pueden producir cuando tenemos un sistema de calefacción con radiadores o con sistemas de aire.

 

 

UN HOGAR SALUDABLE
Según una encuesta publicada por La Plataforma de Edificios Passivhaus de España, el 57.92% de las personas consideran que existe una relación directa entre su bienestar, la salud y la casa en la que viven. El usuario de esta vivienda es uno de ellos. Una de sus prioridades era tener un ambiente saludable en casa, ya que pasa un tiempo muy importante de su vida en ella. Es su lugar de descanso, de recargar las pilas al acabar el día y de hacer vida familiar.

 

 

La calidad del aire interior es uno de los principios fundamentales del estándar Passivhaus. Colocamos una instalación de ventilación con recuperar de calor cuya función es mantener ventilada de vivienda las 24 horas, los 365 días de año. Una instalación que renueva constantemente el aire del interior, extrayendo el aire viciado hacia el exterior e introduciendo aire fresco, filtrado y atemperado. Además, reutilizando la temperatura del aire que salé y calentando así el que entra.
Con este sistema conseguimos mantener un espacio interior saludable, sin concentraciones de CO2 y que permite al usuario descansar de forma adecuada y purificar su cuerpo sin tener que hacer nada.

 

MI CASA RÁPIDA Y SOSTENIBLE
La rapidez y reducción de Residuos en la ejecución de la vivienda fue un factor clave. Atendiendo a esto, la vivienda se ejecutó con paneles de madera prefabricada, CLT (Paneles de madera contralaminada)
La madera inunda toda la vivienda, desde la estructura hasta la escalera. El trabajo del proyecto con Software de Diseño en BIM y realidad Virtual facilito la industrialización de todos los elementos y el rápido montaje. Un material natural, que además de permitir la rápida ejecución, es sostenible. Dota al interior de un ambiente cálido y es transpirable, regula la humedad del ambiente. Su capacidad hermética al aire ayuda a reducir la demanda de calefacción.

 

 

NO QUIERO HUMEDADES EN CASA
Las habituales humedades en las viviendas, insalubres e insanas, no existen en las viviendas Passivhaus. El aislamiento térmico por el exterior elimina las condensaciones en los Suelos, muros y cubiertas evitando así las humedades. Las carpinterías con triple vidrio y gases aislantes entre los vidrios contribuye a evitar en ellas estas patologías tan comunes en obras nuevas de viviendas donde no se consideran estos factores, ni en el diseño, ni durante la ejecución de la obra.
En este caso en particular, la vivienda se construye sobre un forjado sanitario que se ventila y resuelve tanto el aislamiento térmico como la protección frente a la humedad procedente del terreno.

 

 

EQUILIBRO ENTRE DISEÑO Y AHORRO ENERGÉTICO
Para conseguir esta dualidad, se trabaja desde un principio el diseño siguiendo parámetros de arquitectura pasiva, como la orientación y los huecos con protecciones solar. El salón se trabaja como conector de las dos plantas de la vivienda. Una doble altura que se convierte en la zona de estar conectada con el patio exterior por una gran ventana. Una escalera cálida, de madera que vincula la zona de día de la planta baja con la zona de noche superior.
Una zona de comedor cocina entendida como una zona de estar coloquial. El blanco inunda el espacio. La presencia de la madera en el interior y el confort con los protagonistas.

Articulos similares
CEVISAMA 2020
0 34

El certamen internacional de cerámica, baño y piedra natural celebra del 3 al 7 de febrero su 38ª edición.
COLABORACIÓN PROPAMSA
0 29

Propamsa presenta el acuerdo para la campaña “Tú colaboras en la lucha contra el cáncer” con la Asociación Española C ...

Dejar una respuesta