Véliz Arquitectura: La importancia de una instalación de ventilación para conseguir un hogar aislado

Desde Arquitectura Véliz nos llega esta vivienda ubicada en el Municipio de Barrika, en la comarca de Uribe-Kosta en Bizkaia, y con unas magníficas vistas a la playa, se desarrolla este núcleo unifamiliar aislado, que se inspira en una clásico de la arquitectura de todos los tiempos: la Villa Capra de Palladio, para conectar con los sueños e ilusiones de sus promotores a la vez que responde a los parámetros de elevada compacidad que caracterizan al estándar Passivhaus.

Se suma una gran apuesta por la sostenibilidad, la construcción sana y eficiente a través del entramado ligero de madera y una cubierta sencilla a cuatro aguas que caracteriza el espacio interior.

Una vivienda con geometría simple que concentra los espacios servidores de manera central y que lleva al perímetro del edificio los espacios vivideros para maximizar el acceso a la iluminación natural, las vistas y la conexión con el exterior.

En la planta baja, una gran zona de día, conectada por las vistas al exterior donde se descubren el salón, el comedor y la cocina. La planta superior se distribuye alrededor del espacio central, la escalera que deja de ser un mero distribuidor y se convierte en una estancia vividera conteniendo la biblioteca y el estudio y permitiendo el acceso a las habitaciones.

La instalación de un sistema de ventilación mecánica queda oculta por el interior de las paredes. La única percepción que tienen los usuarios de su existencia son las pequeñas rejillas colocadas en las habitaciones, diseñadas en conjunto con la iluminación, que pasan desapercibidas y el recuperador que se sitúa en el garaje para garantizar un elevado nivel de confort y calidad del aire.

LA CALIDAD DEL AIRE, CASAS PASSIVHAUS Y EL CORONAVIRUS.

Pasar más tiempo en nuestras casas debido al confinamiento está cambiando la percepción que tenemos de nuestras viviendas. Salen a luz necesidades al nuevo mundo digitalizado y hacia una vida más cambiante.
La ausencia de terrazas, de conexión con el exterior, la flexibilidad y polivalencia de los espacios, la importancia de la luz y ventilación natural, son elementos que debemos de mejorar.
Somos ahora conscientes de la importancia del confort acústico y de cómo la calidad del aire y el confort térmico afectan a nuestra salud mental y física.

¿QUÉ CONTAMINA LA CALIDAD DEL AIRE?
En un momento en que nuestra salud y, sobre todo, la respiratoria, cobra gran relevancia, es importante conocer cuáles son las principales causas de la contaminación del aire que es dañina para la salud del ser humano. Estas son las partículas finas PM2.5 de menos de 2.5 micras de tamaño, generadas principalmente por los pólenes de plantas y el diésel, emisiones de coches, agricultura, fábricas, etc.

PARAR LA ACTIVIDAD MEJORA LA CALIDAD DEL AIRE.
Estudios comparativos del nivel de contaminación en los meses de marzo de 2019 y 2020 revelan que menos vehículos equivalen a menos contaminación y mejor calidad del aire. Sabiendo esto cabe preguntarse: ¿Tenemos que esperar a que se pare la actividad de una ciudad o país para que mejore la calidad del aire que respiramos? La respuesta es no.

A: ¿CÓMO AFECTA EL AIRE CONTAMINADO A NUESTRA SALUD?
A nivel general, la calidad del aire nos afecta directamente llevando a presentar síntomas alérgicos, asma o enfermedades respiratorias crónicas como el EPOC, prevalente en un 58% de la población española, según un estudio realizado por el Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza.
En los lugares de trabajo y educacionales, supone dificultades para la concentración, dolores de cabeza, baja productividad, cansancio y somnolencia. En el lugar de descanso, una calidad del sueño baja y un descanso deficiente. Por lo tanto, la calidad del aire nos afecta en momentos importantes de nuestro día a día.
Las regiones con un aire más contaminado presentan un mayor número de personas con enfermedades respiratorios y alérgicas, personas más sensibles a un virus como es el COVID 19. Estudios recientes revelan la coincidencia del alto índice de mortalidad por Coronavirus en zonas altamente contaminadas, al existir una población más sensible al virus.

¿QUÉ PODEMOS HACER?
Para mejorar de manera significativa la calidad del aire interior de los edificios y de nuestras viviendas, escuelas, centros de trabajo etc., la propuesta del estándar Passivhaus, utiliza un sistema de ventilación mecánica controlada con recuperador de calor, que garantiza un aire más puro.
Esta instalación mantiene el aire interior limpio y filtrado 24 horas, los 364 días del año. Su funcionamiento se fundamenta en el doble flujo. La extracción del aire viciado de las estancias húmedas, cocina, baños, aseos, lavaderos y simultáneamente insuflación de aire nuevo y filtrado en las estancias secas como el salón, comedor y dormitorios.
Las normas UNE clasifican los filtros utilizados en estos equipos en 2 categorías, gruesos (tipo G), mediano (tipo M) y finos (tipo F), enumerándolos del G1 al G4, M5 y M6 y del F7 al F9 de menor a mayor rendimiento medio frente al polvo.
En un sistema de ventilación mecánica controlada se emplean los filtros G4, como primera barrera que se encuentra en el aire nuevo, o aire de impulsión, en su entrada al recuperador, haciendo un primer filtrado y protegiendo además la máquina. Estos filtros son capaces de retener el 90% del polen (10 micras), el 30% de las partículas finas (2.5micras) y menos del 1% de los virus (menos de 0.1 micras).
Pasado este primer filtro y antes de entrar en las estancias, el aire de impulsión se somete al filtro F7, cuya eficacia es del 100% contra el polen, del 98% contra las partículas finas (PM2.5) y del 75% en el caso de los virus con un tamaño inferior a 0.1micras.
Al final del recorrido, se consigue una calidad del aire interior muy alta, un ambiente ventilado constantemente y sano.
Cabe mencionar que no se puede garantizar, con una eficacia del 100%, que estos filtros eviten la entrada del Coronavirus, al tener éste un tamaño 0.12 micras, inferior al de los filtros F7.

En definitiva, los habitantes de las viviendas certificadas Passivhaus o las que cuentan con este sistema, se encuentran menos expuestos y disfrutan de una calidad del aire y confort térmico superior, como los habitantes de esta vivienda en Bizkaia.

¡Para más información no dudes en leer la revista!

 

Articulos similares
REVISTA CODDIM
0 47

La revista oficial del Colegio Oficial de Decoradores Diseñadores de Interior Madrid
Asociación ventajosa en la cocina
0 96

Una de las claves de esta alianza será el lanzamiento de una nueva gama de acabados

Dejar una respuesta