FRAN SILVESTRE ARQUITECTURA

Valencia se convierte en el escenario perfecto para dar vida a una vivienda que recientemente ha sido reconocida dentro de las 5 mejores casas del mundo por una reconocida publicación. Esta prestigiosa plataforma de arquitectura nombraba al proyecto Hofmann House del estudio de arquitectura de Fran Silvestre finalista por categoría “Casas” a Edificio del Año 2019.
La vivienda está situada en un paisaje rodeado de jardines consolidados. Una parcela elevada y alargada con una visión lejana del mar, y una agradable brisa, constituyen el buscado y afortunado punto de partida para esta historia.

Tres elementos configuran el proyecto. Una cubierta extrusionada en la dirección longitudinal del terreno con forma de “T” constituye la estructura bajo la que se encuentra el espacio habitado. Esta geometría permite sentir el mar protegiéndose de las miradas ajenas, buscando la sensación de vivir sin vecinos. Ayuda a controlar el sol del sur durante el verano y lo deja pasar en invierno. La cubierta transitable se transforma en una suerte de belvedere que disfruta de toda la superficie de la parcela.

 

 

Un único mueble exento alberga la estructura y distribuye los espacios filtrando la privacidad, abriendo posibilidades en la forma de circular y de usar el espacio. La sala principal, bajo la sombra en voladizo, se dispone en continuidad con el exterior. El interior del mueble incluye las piezas húmedas y acota la escala de las zonas de noche que recaen a la porción más tranquila del jardín. El estudio se abre en la esquina con las mejores vistas.

Estos dos elementos, cubierta y mueble, se depositan sobre la base de piedra en la que se excavan la lámina de agua y el resto de usos de la casa, dando lugar al tercer elemento. Estos espacios se adaptan al desnivel natural que existe en la parcela.

 

 

FRAN SILVESTRE
El enfoque de proyecto surge de un doble compromiso: la voluntad de dar una respuesta técnica a un contexto concreto (programa de necesidades, presupuesto, normativa, entorno…) y el deseo de buscar la belleza a través de la obra construida. Este proceso persigue la satisfacción, entendida en su sentido más completo, de todos los que participan activamente en el desarrollo. En especial de clientes y usuarios, pero también de colaboradores, constructores y proyectistas.

 

 

En la trayectoria profesional se recogen tipos muy diversos de edificación. Hay obras de nueva planta, rehabilitaciones, reformas, vivienda en bloque, edificio público… Trabajos realizados con presupuestos elevados y otros con presupuestos reducidos, pero en todos los casos se ha prestado una gran atención a la economía, sin desperdicios.
La arquitectura puede ser pequeña en lo grande o grande en lo pequeño, si cada encargo se entiende como una oportunidad de materializar un buen proyecto.
Otra característica del proceso es la continuidad. La continuidad con un entorno que debemos respetar, la continuidad espacial, el uso de pocos materiales, la integración de las instalaciones, de la iluminación… Son factores comunes en los trabajos que se realizan. Y también la búsqueda de la continuidad en el tiempo, valorando la arquitectura que es capaz de atravesarlo sin quedar obsoleta.

 

 

Se enfatiza el uso de la innovación. Nuevos materiales, nuevas tecnologías, que mejoran la vida de las personas. Una innovación basada en la experiencia y la mejora de la tradición.
La precisión es una de las claves del sistema de trabajo. Exige una actividad concentrada y atenta durante todo el proceso, que va desde la idea inicial, pasando por la redacción del proyecto, hasta su materialización. La construcción, el mobiliario, el mantenimiento…

El diálogo está siempre presente, ya que la obra pasa a formar parte de la identidad de quienes la habitan. La casa y el espacio de trabajo son un fiel reflejo de los que viven o trabajan allí, una inequívoca expresión de su personalidad o su cultura corporativa. Este diálogo busca el confort y la utilidad, examinando los conflictos y las alegrías de los actos cotidianos de la vida humana, lo cual define a la arquitectura. La respuesta dada a estos conceptos caracteriza los proyectos haciendo cada uno diferente.

 

 

Y por último, el equipo. La excelencia en el diseño está basada en la integración de una red de profesionales que coinciden en el placer por su trabajo. Un equipo formado por especialistas en el cálculo de estructuras, acústica, instalaciones, diseño gráfico, diseño interior, arquitectura… que produce un ambiente de creatividad compartida capaz de generar una motivación contagiosa, cuidando de lo que está en proceso e ilusionado en lo que está por venir.

 

 

Articulos similares
DISEÑO E INTERIORISMO
0 30

Lagranja Design ha diseñado el proyecto más reciente del chef NanduJubany en Barcelona
CONSTRUMAT 2019
0 65

El salón de Fira de Barcelona registra un aumento en el número de expositores.

Dejar una respuesta