INTERIORISMO

La intervención consistía en la reforma de una vivienda situada en el entorno de la playa de Ondarreta, en San Sebastián, con una superficie aproximada de 200 m2. El estado original en el que se encontraba la vivienda representaba la antítesis de lo que el estudio Mecanismo buscaba; totalmente compartimentada y oscura, con techos bajos y una conexión laberíntica entre las estancias.
Su intención, sin embargo, era introducir la mayor luminosidad posible mediante la creación de espacios fluidos, aunque diferenciados, sin estancias inútiles o de conexión y utilizando elementos y materiales que nos permitieran conectar las diferentes estancias de la vivienda.
Para ello, plantearon una organización formada por dos partes separadas radicalmente: el espacio común, en el que se integran la cocina con el salón y el comedor, dando lugar a un espacio amplio y abierto con los mayores huecos en fachada y, por otro lado, la zona privada, que alberga los dormitorios y los baños y se encuentra aislada del primero tras un panelado que esconde el acceso a esta zona de carácter más íntimo.

El empleo y combinación de los materiales en el diseño de los diferentes elementos y estancias vertebra la atmósfera de la casa. Utilizaron únicamente dos materiales, madera y piedra, buscando su estado primitivo y natural, manipulándolos en su forma, pero no es su color o textura. La piedra se encuentra presente en cuatro variedades y los tipos de madera predominante son de roble y lacada, añadiendo puntualmente el nogal en algunas piezas de mobiliario.

Conexión de espacios
El espacio principal de la vivienda es el que está compuesto por la cocina y el salón-comedor en el que el propósito era conseguir conectar la cocina al resto del espacio, enmarcándola y convirtiéndola en el escenario protagonista a la vista. Para ello, un cerramiento transparente la conecta visualmente, mientras que la actividad en su interior en torno a la isla es orientada hacia el exterior, generando la interacción. Como telón de fondo, el mueble de almacenaje que rodea la isla e independiza la zona de lavandería en la parte posterior.
En las estancias de carácter más privado, como los dormitorios o el despacho, el cromatismo neutro de los panelados que las envuelven, combinado con piezas integradas de roble, dan lugar a un ambiente luminoso y cálido.

Concebieron el mobiliario como un elemento arquitectónico con aportación funcional a la espacialidad de la vivienda y no como un elemento decorativo. Por ello, esta idea también forma parte del proyecto desde su inicio, y, debido a ella, se ha tendido a sustituir elementos tradicionales que aportan una función limitada, como la tabiquería. Entre este mobiliario, se encuentran todos aquellos elementos fijos que dan lugar a gruesos panelados y separaciones entre estancias, que dotan de almacenamiento a la vivienda.
Además, diseñaron muebles exentos que también tienen influencia en la funcionalidad espacial y están integrados en el concepto original de la vivienda mediante el empleo de los mismos materiales y texturas. Entre los muebles que idearon desde Mecanismo destacan un pequeño desayunador del que se desprenden dos sillas que, mientras no están en uso, quedan totalmente integradas, dando lugar a un mueble de apoyo a la mesa del comedor que también diseñamos en madera de nogal y mármol negro marquina.
La materialización tiene como objetivo mostrar las características propias de la forma de construir de los materiales empleados, las texturas, las uniones y las costuras. Por ello, el resultado es la consecuencia de la naturaleza de los elementos que componen la vivienda y su ordenación dentro de ella, para lograr un espacio luminoso y funcional acorde a las necesidades de sus habitantes.

El estudio
Mecanismo surgió como la combinación de la obsesión por la investigación y la innovación y la atracción por la naturaleza del material y el detalle. El interés por materializar estas inquietudes y crear nuevas tipologías dio lugar al estudio en Madrid en 2012, fundado y dirigido por Pedro Rica y Marta Urtasun.
Nos interesa la forma, aunque no tanto como resultado, sino los procesos que la generan. La ejecución material que la hace funcional. La complejidad que conlleva todo el desarrollo previo a dar forma a un espacio o a un elemento, desde la ideación hasta la ejecución cuidadosa de todos los detalles que caracterizan cada proyecto.

Articulos similares
BAÑOS
0 54

Nofer, firma dedicada a la fabricación de accesorios y complementos para baños públicos y especializada en productos realiz ...
AZULEJOS PEÑA
0 44

Azulejos Peña te descubre la nueva colección de grifería con un brillo y un carácter ejemplares. Verdaderas obras maestras ...

Dejar una respuesta