UNA MAJESTUOSA VIVIENDA UNIFAMILIAR, DISEÑADA POR INSPIRA DESIGN
  • Paula Piris y su estudio valenciano Inspira Design firman su proyecto de mayor envergadura hasta el momento con este trabajo de arquitectura e interiorismo integral.
  • Con casi 300 metros cuadrados de superficie construida, esta vivienda unifamiliar ha supuesto todo un reto de proyección y ejecución debido a su complejo emplazamiento

 

Capblanc es una majestuosa vivienda unifamiliar ubicada en la localidad costera de Cullera, bajo el sello de Paula Piris, arquitecta, interiorista y fundadora del estudio valenciano Inspira Design. Este proyecto supone el trabajo de mayor envergadura realizado hasta el momento por este joven estudio multidisciplinar, que ha intervenido desde la conceptualización de la idea hasta el desarrollo de todo el trabajo de arquitectura, así como en la completa decoración final.

La casa consta de casi 300 metros cuadrados de construcción total, divididos entre una terraza exterior, de más de 186 metros cuadrados, y una zona interior compuesta por tres alturas: sótano, planta baja y primera planta, todo ello orientado al mar y con el máximo aprovechamiento de la luz natural.

Un reto arquitectónico

El principal reto al que tuvo que enfrentarse el equipo de trabajo desde el principio fue la construcción de distintos niveles sobre un terreno ubicado en la propia montaña y con una pendiente rocosa altamente pronunciada. Según la propia arquitecta, “Esto significa un 30% más de esfuerzo por el desafío que supone excavar todos los niveles y por el estudio previo del terreno para conocer los distintos niveles de composición y establecer las alturas de cimentación, ya que en un terreno con pendiente debemos garantizar la estabilidad”.

Bajo el encargo de conseguir ver el mar desde la mayor cantidad de estancias de la casa, fue necesario jugar con las alturas y levantar la parcela hasta un total de 9 metros sobre el nivel de calle, ajustándose a la normativa urbanística, para que ambas plantas disfrutaran de unas vistas completas a la bahía. Un gran hito del exterior de Capblanc ha sido la creación de una rampa de acceso rodado que conecta la calle con el sótano sin la necesidad de disponer, como ocurre en las edificaciones colindantes, de un ascensor para el acceso de vehículos.

Estética e inspiración

El diseño de todo el proyecto emana una combinación de estilo Mediterráneo combinado con una estética moderna, al mismo tiempo que juega con tonos cálidos y fibras naturales en la decoración. La personalización es la esencia que impregna a todo el proyecto y que se convierte en el modus operandi de Inspira Design. “Mi principal fuente de inspiración es hablar con el cliente, no solo del proyecto sino de otros temas que me permitan conocerle para captar su esencia, sus gustos y sus propias ideas. A partir de ahí, interiorizo toda la información, y reflexiono sobre las necesidades y preferencias para mostrarle soluciones y formas que puedan gustarle. Cada cliente es una historia, un proyecto y un resultado distinto”, declara Piris.

El exterior de Capblanc

La voluminosa y sugerente fachada blanca se traduce en un mortero de cal pintado con pintura del mismo componente, una solución con destacadas propiedades y que favorece la transpiración de la vivienda. Para la envolvente de la casa, el estudio ha apostado por muros de bloques de hormigón celular de Ytong, fabricados con cal, cemento y arena, y que presentan destacadas propiedades de aislamiento térmico, almacenamiento de calor, resistencia a la humedad y resistencia al fuego. Todo esto, unido a la aplicación de una carpintería adecuada y estudiada para las ventanas, así como el empleo de energía aerotérmica y la instalación de placas solares, la vivienda ha obtenido la certificación energética superior (A).

Erguida al mismo nivel de la planta baja y con extraordinarias vistas al mar, se ubica una atractiva y confortable terraza exterior, donde el atrezo y la combinación de elementos, colores, texturas y materiales se fusionan a la perfección con una rectangular piscina infinity. La conexión y comunicación de la parte externa e interna de la casa se logra de una manera elegante y sutil, gracias a la aplicación del mismo pavimento porcelánico tanto en la piscina y terraza, como en todo el suelo de la planta baja. Asimismo, el uso de grandes puertas correderas de cristal reduce el número de juntas visibles, permitiendo una apertura máxima de las hojas y alcanzando una integración completa entre ambas zonas.

El interior de Capblanc

 

 

En el interior de la vivienda, la escalera que conecta todos los niveles juega un papel protagonista y fundamental; además de convertirse en una auténtica escultura, recibe una gran cantidad de luz natural debido a la proyección de grandes ventanales a su alrededor. “En la mayoría de los proyectos se deja este elemento al fondo y en la oscuridad con el objetivo de aportar luz y orientación al resto de estancias, pero para mí la escalera adquiere mucha importancia porque es la conexión entre las distintas plantas y es algo que se utiliza de forma constante. Quise proyectarla de tal manera que no necesitara luz artificial durante el día”, argumenta la arquitecta.

En la planta baja, el salón-comedor, que presume de una espectacular panorámica gracias a las paredes de cristal, destaca por su amplitud y su diseño diáfano, conectándose a una cocina acogedora, luminosa y con gran capacidad de almacenaje integrado. Este nivel se completa con un íntegro aseo de cortesía, que destaca por su atrevimiento en la escenografía.

La planta superior se compone de cuatro estancias cuidadas al detalle: un dormitorio principal con baño integrado, vestidor y terraza, un cuarto infantil, una habitación para invitados y un segundo cuarto de baño completo. La habitación principal se distingue por sus amplios ambientes, la claridad que proporciona el uso continuado de ventanas y su polivalencia. El vestidor, compuesto por armarios de enormes dimensiones, se convierte en la entrada al espacio, dando acceso, en primer lugar, a un coqueto despacho orientado al mar.

En el interior del dormitorio infantil, destaca el diseño personalizado y a medida de una cama litera que ayuda a aprovechar el espacio, aportando frescura y vivacidad al ambiente. Los dos baños de esta planta enfatizan las dimensiones, la calidad en el diseño y se convierten en una nueva oportunidad para disfrutar de la luz y el paisaje natural, gracias a la incorporación de ventanales.

Colores, texturas y materiales, una fiel apuesta por el blanco y los contrastes

Debido a su ubicación y concepto, se apuesta por el blanco como tonalidad base que impregna todos los espacios, combinado con referencias neutras y colores terracotas, turquesas, verdes y mostazas. En el salón-comedor predominan los acabados verdes y terracotas aplicados en los textiles; en el dormitorio principal destaca el color mint del papel decorativo, alternado con mostazas; y en el cuarto infantil, los detalles de estilo natural y temática animal se mezclan con textiles en terminaciones turquesas, rosas y mostazas.

A nivel de materiales, priman las maderas de roble claro aplicadas fundamentalmente en el mobiliario y en la solería de toda la planta superior; los porcelánicos en tonos cremas y neutros usados en el pavimento interior y exterior, en las encimeras de cocina y baño, así como en varias verticales de los aseos; el microcemento aplicado en paredes; los metales en blanco de las ventanas y las barandillas; el latón negro y dorado para las manivelas de las puertas y las griferías de los baños; y el papel pintado que se observa en las paredes de los dormitorios. Según Paula Piris, “El papel pintado aporta calidez a las estancias, además de personalización. Este elemento decorativo seleccionado especialmente para un espacio va a mostrar siempre un poco de la personalidad de quienes lo habitan”.

En cuanto a las texturas y textiles que conforman el boceto final, se apuesta principalmente por las fibras naturales, como el lino o la rafia; y se juega con estampados geométricos y florales, primando siempre el contraste de colores y acabados.

Ficha técnica

  • Nombre del proyecto: Capblanc

  • Estudio de arquitectura y diseño: Paula Piris de Inspira Design

  • Fases del proyecto: integral (proyecto básico y de ejecución, dirección de obra, interiorismo y decoración)

  • Tipo: vivienda unifamiliar

  • Ubicación: Cullera (Valencia)

  • Periodo de ejecución: enero 2021 – junio 2022

  • Superficie de construcción total: 298,51 m2

  • Superficie interior: sótano (86,05 m2), planta baja (107,82 m2), planta primera (104,64m2)

  • Superficie exterior: terraza (183,60 m2)

  • Construcción: Construcciones Integrales Oliver

  • Fotografías: Lupe Clemente

Articulos similares
NETWORKING ACTIVO
0 2

Arrancando la temporada con lo que ha sido la primera sesión de Networking Activo organizada por Tu/Reforma y ARQ/DECO. El pa ...
NETWORKING ACTIVO
0 1

Arrancando la temporada con lo que ha sido la primera sesión de Networking Activo organizada por Tu/Reforma y ARQ/DECO. El pa ...

Dejar una respuesta