LA IMPORTANCIA DEL COLOR EN LA VIDA COTIDIANA

El color desempeña un papel fundamental en nuestras vidas cotidianas, y Virginia Pérez nos brinda una perspectiva fascinante sobre su importancia en el ámbito de diseño de interiores.

 

Según ella, el color es mucho más que una mera manifestación visual, es un símbolo de expresión que tiene la capacidad de provocar reacciones y emociones en nosotros. Además, juega un papel vital en la configuración de los espacios interiores.

 

Cuando se trata de elegir la paleta cromática adecuada para un interior, Virginia nos advierte sobre la necesidad de llevar a cabo un estudio riguroso del espacio en sí. Factores como las dimensiones, las formas, las alturas y la luminosidad del lugar deben tenerse en cuenta para tomar decisiones acertadas en cuanto al color. Una elección inadecuada podría generar incomodidad e incluso rechazo por parte de los ocupantes del espacio.

 

Es interesante destacar que cada color evoca diferentes sensaciones y emociones en nosotros. Por ejemplo, los colores neutros como el marrón transmiten una sensación de comodidad y crean un ambiente acogedor en los espacios habitables debido a su cualidad cálida. Sin embargo, cuando se combinan con otros colores, surgen nuevas sensaciones en el ser humano, generando una mayor variedad de experiencias sensoriales.

 

En el proyecto “Una vivienda industrial” mencionado por Virginia, los tonos marrones de la madera se combinan con el color negro. El negro es un color que simboliza la personalidad y, en ocasiones, la rebeldía. Sin embargo, cuando se armoniza con los tonos neutros, crea un ambiente cálido y audaz al mismo tiempo, aportando un aire desenfadado y auténtico a la cocina. Esta combinación de colores no solo refleja un estilo particular, sino que también transmite una sensación de carácter distintivo en el espacio.

 

Por otro lado, en el proyecto “Vivienda en el puerto”, se enfatiza la sensación de calidez y calma al mezclar tonos neutros con el blanco de la piedra y la pintura. Sin embargo, también se introducen toques de dorado y negro para agregar un aspecto elegante al ambiente. Esta combinación crea un equilibrio entre la serenidad y la sofisticación, generando una atmósfera que transmite una sensación de lujo y distinción.

 

El color es un elemento esencial en el diseño de interiores, ya que tiene la capacidad de expresar, provocar emociones y transformar espacios. La elección cuidadosa de la paleta cromática puede influir en las sensaciones y experiencias de las personas en su entorno cotidiano, creando ambientes que sean visualmente atractivos, acogedores y armoniosos.

 

Articulos similares
SOFISTICACIÓN, PERSONALIDAD Y ESPÍRITU VIAJERO
0 3

ESTUDIOFAAS ha llevado a cabo la reforma integral de las oficinas de la agencia de viajes de lujo Atlantida Travel, en la zona ...
ROCIADORES DE GALA
0 5

A la hora de configurar una ducha de ensueño, son varios los elementos a tener en cuenta: el plato, la mampara y la grifería ...

Dejar una respuesta