ESTA COLECCIÓN INTEGRA LAS EMOCIONES Y LO INESPERADO

“La cocina, junto con la sala de estar, se destina cada vez más a comunicar y compartir. No solo una zona funcional para la preparación de alimentos, sino también un espacio para relacionarse, informal y acogedor.

 

Motus integra dos polaridades: en un extremo encontramos las emociones, una relación íntima con las cosas, la naturalidad. En el otro extremo, lo inesperado: a veces colores vivos, acabados metálicos, sofisticadas aplicaciones en cristal espejado. Estos son los principios fundamentales del proyecto, combinados con el gusto por un estilo elegante y discreto que permite personalizar y destacar el propio espacio privado. Esto es Motus: se puede agregar por funciones, se puede descomponer según el espacio y se puede reconfigurar con el tiempo. Elementos individuales independientes entre sí, capaces de cumplir de forma autónoma la función para la que fueron diseñados”, Vittore Niolu.

 

Investiga e interpreta a la perfección el papel social de la cocina contemporánea: no solo un lugar dedicado a la preparación de platos, sino un espacio polivalente, un lugar de encuentro íntimo para la familia y al mismo tiempo un ambiente dedicado a las relaciones y la convivencia. Este es el espíritu que caracteriza la colección Motus, la propuesta de Scavolini diseñada por Vittore Niolu.

 

Como resultado de una profunda investigación sobre la evolución de las viviendas y el enfoque de diseño para el ambiente de la cocina, Motus analiza e interpreta lo contemporáneo en nombre de la personalización. La flexibilidad compositiva se convierte en modularidad que permite una gran libertad creativa. Reconfigurable en el tiempo en función del espacio y de las necesidades funcionales, Motus se caracteriza por la combinación de elementos individuales, capaces de llevar a cabo sus funciones de forma independiente.

 

La sala de estar se convierte en un elemento capaz de fusionarse en armonía con la zona de trabajo de la cocina, rompiendo las barreras tradicionales entre lo cotidiano y la vida privada y laboral. De hecho, el proyecto Motus conecta espacios de forma versátil, proponiendo soluciones pensadas también para la oficina en casa con un diseño sobrio y elegante capaz de potenciar la identidad del ambiente.

 

El elemento que caracteriza el diseño de Motus es la puerta sin tirador, que se distingue por el movimiento lineal creado por el agarre rebajado en su espesor, en la parte superior de los muebles bajos. En el caso de las columnas, el agarre a la vista queda únicamente en la puerta inferior lo que permite abrir también la superior. Dos tipos: lacada, brillo y mate, y melamina decorativa en diferentes texturas, ambas propuestas en sofisticadas gama cromáticas.

 

Motus también propone una reinterpretación de la clásica puerta de cristal, donde se realiza una sola banda con este material: horizontal para los muebles bajos, vertical para las columnas, con cristal espejado. La presencia de la banda vertical aporta elegancia a los armarios y una sensación de ligereza a los volúmenes.

 

A la peculiaridad de la puerta se suma un inédito cajón moldurado en forma de saliente, de 65 cm de profundidad, colocado bajo la encimera, que destaca la fuerte personalidad de la cocina. Un elemento geométrico e impactante que aporta movimiento al proyecto y aumenta el espacio funcional.

 

Las configuraciones de Motus también se pueden enriquecer con una amplia propuesta de accesorios (Serie Opus, Serie Sign y sistema Setup) para que cada objeto tenga su lugar correcto y todo esté siempre en orden y a mano.

 

 

Perfectamente en línea con las últimas tendencias, en Motus la interconexión entre la cocina y la sala de estar es profunda, gracias al Sistema modular de pared “Fluida”: un programa modular con costado portante, tanto de pared como divisorio, que libera y aporta versatilidad al diseño del propio espacio. De hecho, el sistema se caracteriza por su amplia modularidad y la capacidad de adaptarse a las diferentes necesidades, aprovechando las múltiples posibilidades de apertura de los nichos: abiertos o con puertas abatibles hacia arriba o hacia abajo, batientes o con cestos extraíbles. La estructura tiene la misma profundidad que los muebles altos, para que se puedan combinar y unir. Incluso en altura, hay una gran libertad de diseño con módulos que llegan hasta el techo. Todos los elementos están disponibles tanto en las versiones lacadas como en melamina decorativa y se pueden mezclar entre sí para la máxima personalización del ambiente.

 

Motus de Scavolini. Creatividad desenfadada para una nueva cocina abierta a las relaciones.

Articulos similares
INSPIRACIÓN, ESTILO Y SERENIDAD PARA TU HOGAR
0 3

VIVIE, marca dedicada a la venta de objetos de interiorismo y decoración presenta su nueva  colección de menaje y elementos ...
CONSTRUYENDO SOSTENIBILIDAD
0 3

El salón internacional de la construcción se celebra en la Fira de Barcelona del 21 al 23 de mayo y reunirá a profesionales ...

Dejar una respuesta