CONSEJOS PARA UN HOGAR CÁLIDO Y ACOGEDOR

 

El verano está llegando a su fin. Los rayos del sol se vuelven menos intensos y la luz del día se vuelve cada vez más corta. El frío pronto estará presente y, por lo tanto, no tiene por qué sorprendernos. Haga de su hogar un oasis cálido y acogedor.

Es hora de echar un vistazo a las modificaciones textiles que hiciste para preparar la casa para el verano. Si hemos dicho que es conveniente utilizar telas ligeras para colchas, almohadas y cortinas, ahora debemos sustituirlas por telas más robustas.

 

En mantas y colchas, la lana tiene prioridad sobre el algodón. Las fundas de cojín hechas de telas ligeras como el lino se pueden reemplazar con terciopelo suave y telas más gruesas… En los meses cálidos, las cortinas suelen ser tenues y translúcidas, pero con la llegada del frío, deben reemplazarse por cortinas más opacas. Esto es importante porque las ventanas son uno de los lugares por donde más entra el aire frío en el hogar: por lo tanto, las cortinas tienen la función de aislar el calor y evitar el paso del aire frío.

 

Alfombras, las grandes aliadas para el aislamiento del suelo.

Si decimos que se pierde mucho calor a través de las ventanas, la cantidad de calor que se pierde por el suelo es abismal.

Las alfombras aquí tienen la misma funcionalidad que las cortinas con ventanas: embellecen, pero principalmente protegen, aíslan y calientan. No hay nada mejor que levantarse al comienzo del frío y poner los pies sobre una alfombra de lana suave, preferiblemente una alfombra de lana larga. Asimismo, además de evitar que sus pies se congelen en el piso frío, también puede hacer que la temperatura de la habitación sea más cómoda, lo que le ayuda a ahorrar calor y a economizar costos de calefacción.

Maximiza el uso de la luz natural 

En otoño, la luz del día se acorta a un ritmo vertiginoso. Por tanto, lo que tienes que hacer ahora no es aislarse de la luz para perseverar fresco el ambiente, sino todo lo opuesto: utilizar toda la luz posible para iluminar y calentar tu hogar de manera natural. Abra las cortinas para permitir que entre la luz solar directa y ciérrelas solo cuando caiga la noche y el frío se intensifique.

Acomoda la calefacción con tiempo

Además de reemplazar los textiles, un cometido básico en otoño es inspeccionar y examinar el sistema de calefacción que tenemos en casa es hora de hacer la puesta a punto de la caldera y verificar si la calefacción funciona a la perfección.

 

La limpieza del radiador en casa es uno de los mantenimientos básicos que se deben realizar. Consiste en vaciar el radiador del exceso de aire que se acumula en el mismo cuando no se utiliza en verano. Este aire interrumpirá la circulación del líquido y evitará que el radiador se caliente de manera uniforme, además aumentará el costo de la caldera debido a la baja eficiencia operativa.

 

Si el radiador es automático, descargan el aire por sí mismos, pero si son modelos manuales, en muchos casos, solo necesitas girar el tubo de drenaje con un destornillador de punta plana o el tipo específico de llave que necesites.

Una estética otoñal

Habiendo dominado la practicidad, es hora de prestar atención a la estética. Decorar tu hogar con textiles otoñales es el primer paso para configurar el escenario. Puedes crear una atmósfera otoñal completamente cálida a través de la aventura de colores, plantas y elementos de decoración.

 

  • Siena, marrón y rojo componen el otoño. Las fundas de cojín son un lugar ideal y asequible para lucirse cada temporada. Las cortinas y colchas también se favorecen de estas tonalidades, sin dejar de lado los complementos de decoración.

 

  • Puede que esta no sea la época para las plantas, pero algunas de interior pueden agregar un verde idóneo al espacio. ¿O tal vez es preferible usar hojas secas directamente para decorar?

 

  • Otra posibilidad es ir directamente al fruto de la planta: un frutero renovará de manera confiable el color de sus hermosas flores de verano. Pero los mejores resultados en otoño se consiguen siempre con frutos secos. Los cuencos o jarrones de vidrio llenos de avellanas o castañas son fáciles de encontrar, y siempre puedes lograr su efecto independientemente del entorno en el que los coloques.

 

¡Con esto, estás preparado para entrar en otoño! Es hora de pensar en ropa gruesa, al mismo tiempo que preparar tu hogar de cara al invierno y disfrutar del encanto de esta temporada.

Articulos similares
PREFABRICACIÓN EN 3D QUE REDUCE AL MÁXIMO LA DURACIÓN DE LA OBRA
0 50

Nevo Construcciones Industrializadas reafirma su presencia en el sector incorporando a su amplio portfolio de soluciones y esp ...
UNA EXPOSICIÓN DEL ARTISTA ALFONSO SICILIA
0 100

Desde 2B space to be, espacio expositivo del estudio de arquitectura y diseño Moneo  Brock, tenemos el placer de presentaros ...

Dejar una respuesta