ESPACIO DIAFÁNO Y ABIERTO CON MATERIALES ARTESANALES Y ORGINALES

Hay reformas que nos permiten redescubrir el encanto de las viviendas del pasado de una forma nueva, que renacen para ofrecernos una nueva forma de vivir y disfrutar los espacios. Es el caso de este piso, ubicado en el icónico barrio del Born (Barcelona), que Coblonal Interiorismo ha llenado de luz y calidez, transformándolo en una vivienda que reeja el espíritu joven de su propietaria.

 

La reforma integral de este piso – que cuenta con una superficie original de 146 metros cuadrados, 2 habitaciones dobles, 2 baños, una cocina con isla abierta al salón-comedor y una terraza de 76 m2 – se ha llevado a cabo a partir del respeto y la conservación de su esencia. Coblonal ha priorizado el uso de materiales originales y artesanales: vigas de madera originales en el techo, paredes de ladrillo, cerámicas vidriadas y carpintería tradicional restaurada, entre otros.

 

“Uno de los requisitos de la reforma era replantear distribución del espacio para que el piso apareciera abierto, diáfano y que permitiera un fácil desplazamiento entre las distintas zonas que lo estructuran” explican desde Coblonal Interiorismo.

 

Un patio con aire mediterráneo

 El patio, pequeño oasis de calma en plena ciudad, está conectado con el salón y la cocina. Ofrece un comedor exterior con mobiliario de madera natural, una zona de barra con dos taburetes altos y una zona lounge, formada por un conjunto de dos sofás confortables en tonalidades blancas y crema, dos sillones y una mesita central.

 

Su aire mediterráneo se nutre de algunos detalles, como el juego de luces y sombras que consigue una celosía -modelo Montgrí, de Cerámicas Ferrés- que sirve para delimitar visualmente el espacio. También el pavimento de tonalidad terracota y las plantas abundantes distribuidas por todo el espacio, que lo dotan de color, calma y frescura.

 

 

Un comedor en una estancia independiente

El comedor es una estancia independiente, un espacio acogedor que invita a largas sobremesas. Un gran ventanal con carpinterías originales restauradas lo llena de luz natural y suma profundidad visual. Para revestir las paredes y el techo se ha utilizado un papel pintado de fibra natural, una textura única que suma gran calidez.

 

Para la iluminación se ha apostado por una lámpara lineal (modelo Ambrosia de Marset), que queda suspendida sobre una gran mesa rectangular en negro, con las icónicas sillas modelo Cesca Chair (diseño de Mercel Brauer en 1928).

 

Cocina y salón: la estancia más amplia de la vivienda

La estancia más amplia de la vivienda se ha destinado a disfrutar del salón y la cocina. Un espacio abierto estratégicamente a la terraza, bañado por la luz natural proveniente del exterior.

 

En el salón, la chimenea es el elemento más imponente, revestida con la brillante cerámica de ladrillo tradicional de la casa Cerámicas Ferrés. Descansa sobre un mueble de madera de nogal, realizado a medida. Frente al fuego se ha dispuesto un sillón modelo Pacha y dos lámparas de pie suspendidas en tonalidades doradas (Gubi) con dos mesitas (modelo OLO, de la marca MOOG). Esta pequeña cápsula de comodidad se viste con un sofá en forma de “L” tapizado en color verde salvia (Bolia).

 

La cocina es el epicentro de la vivienda y refleja la pasión de su joven propietaria por la gastronomía. Este espacio trasciende su función práctica y se convierte en un santuario que celebra el arte de la gastronomía, con herramientas y materiales de primera línea. Las baldosas cerámicas en color tabaco contrastan con el mármol blanco país de la isla central. Los armarios en latón cepillado suman un toque de modernidad y calidez.

 

 

Un peculiar dormitorio para recibir visitas

 “Una de las premisas que nuestra clienta concretó era la de sectorizar el dormitorio para recibir visitas” explican desde Coblonal. Para conseguirlo, la zona de descanso permite transformarse en dos dormitorios dobles, gracias a una puerta corredera hecha a medida en madera de nogal y papel pintado. “Jugar con este elemento nos ha permitido potenciar la adaptabilidad del espacio a las necesidades del momento de nuestra usuaria” comentan.

                                                                                 

La cama principal cuenta con dos mesitas de noche vintage y apliques. Todos estos elementos aparecen acompañados de un sillón de formas redondeadas (Gubi), y una mesita de cristal (modelo Scarab de la marca Gofi). La zona de tocador abarca la pared de ladrillo original restaurada y cuenta con mueble realizado a medida en madera natural de pino.

 

Una cama abatible, que queda camuflada dentro de un volumen lacado en color blanco roto, permite multiplicar los usos del segundo dormitorio. Aquí se ha incorporado un sofá y un banco de madera a medida.

 

Por último, el baño se ha revestido en microcemento y con griferías doradas. Para la zona de ducha contrastan las baldosas vidriadas en un tono verde. El ladrillo visto y la madera crean una atmósfera íntima en la zona de lavamanos, con grandes espejos iluminados y hechos a medida.

 

En esencia..

Definitivamente, el último proyecto de Coblonal es una ecuación equilibrada de diseño, elegancia y funcionalidad. Un paradigma de que se pueden redescubrir los antiguos pisos de Barcelona y actualizarlos para disfrutarlos y vivirlos con una visión contemporánea.

 

Fotografías por Heidi Cavazos

Articulos similares
NETWORKING ACTIVO
0 2

Arrancando la temporada con lo que ha sido la primera sesión de Networking Activo organizada por Tu/Reforma y ARQ/DECO. El pa ...
NETWORKING ACTIVO
0 1

Arrancando la temporada con lo que ha sido la primera sesión de Networking Activo organizada por Tu/Reforma y ARQ/DECO. El pa ...

Dejar una respuesta