ENCANTO HISTÓRICO Y MODERNIDAD

 

Esta vivienda de principios del siglo XX, situada en Vizcaya, fue una herencia para una joven pareja con un hijo. En este proyecto de interiorismo, Natalia Zubizarreta apuesta por conservar al máximo el alma de la época que caracteriza a este piso centenario.

 

La vivienda se compone por una cocina-salón-comedor, un hall, una habitación con un baño externo y una habitación, para el hijo de la pareja, con otro baño. Se conservaron elementos antiguos como por ejemplo la tarima natural de pino tea, o los frescos en los techos y las carpinterías exquisitas que se restauraron y se protegieron para no perder ese encanto que aporta a las estancias. Las puertas se decaparon para obtener su madera original y se mantuvieron las contraventanas de la vivienda.

 

El objetivo principal de esta reforma fue mantener un equilibrio entre el alma original estilo clásico de la vivienda en contraste con elementos más actuales. En líneas generales destaca una base muy neutra y tranquila a la que se han ido aportando toques de calidez con el mobiliario y la decoración, de forma que estos elementos sean muy respetuosos con la base con la que ya se contaba.

 

 

Los apliques de la pared del salón, en escayola, están pintados en el mismo color que la superficie para no robar protagonismo a la lámpara principal, también original de la vivienda.

 

También era muy importante que la distribución de la casa, que cuenta aproximadamente con 120m2, se adaptase a la pareja joven y su hijo. Por ello se ideó una isla central en la cocina en combinación a la zona de estar.

 

La cocina, de la firma Santos, destaca por su diseño más actual, con muebles muy ligeros, frescos y en cashmere, un color muy en tendencia, que se han embellecido con tiradores de cuero para dar un toque distintivo.

 

 

Se eligieron sillas y mesa de Ondarreta en la zona office y una encimera de Dekton de la casa Cosentino, apostando por diseño y calidad. También, se aportó un toque actual en mobiliario a medida, manteniendo un armario en madera; pieza original de la casa.

 

 

 

En el dormitorio principal se utilizó un color verde, tanto en las paredes y como en el armario, saliendo un poco de lo habitual y obteniendo un espacio con mucha calma. Al cabecero se le añadieron unas molduras que aportan textura y dimensión a la pared, y en textiles destacan los diseños de La Maison de Vacances que aportan un aroma acogedor con toques de luz.

 

A los los baños se les dio un diseño sencillos, partiendo de azulejos blancos con toques modernos en grifería negra.

 

Ficha técnica

  • Proyecto: Vivienda de principios del siglo XX
  • Estudio: Natalia Zubizarreta
  • Fotógrafo: Felipe Scheffel

 

Articulos similares
PIEZAS CON MEDIDAS OPTIMIZADAS MENORES A 7 mm
0 5

Los espesores de las piezas cerámicas de la nueva línea de producto de Argenta se han optimizado a medidas inferiores de 7 m ...
BELLEZA DURADERA
0 5

En el universo de Pamesa Cerámica, hay una colección que destaca por su encanto y distinción: Origin, inspirándose en la b ...

Dejar una respuesta