RESTAURANTE BAO LI DE LA MANO DE JEAN PORSCHE

En la emblemática plaza del teatro de la Zarzuela en Madrid abre un nuevo templo a la tradición y la cocina milenaria Cantonesa. Los hermanos María y Felipe Bao fundan el restaurante Bao Li como su proyecto con más sentimiento, y apuestan por crear un espacio único para la degustación de una comida llena de sabor e historia combinada con la modernidad y la calidad de un producto único.

 

Para el interiorismo han ido de la mano del arquitecto Jean Porsche, quien huyendo de los estereotipos de los restaurantes chinos tradicionales, ha querido homenajear tanto a la China Imperial, como a la fascinación occidental por aquel mundo mágico, tan lejano como ignoto.

 

Para crear este concepto María y Felipe han estado más de un año recabando historias y recetas de la cocina tradicional, recetas de familia, y sobre todo recuerdos de sabores con los que crecieron y se formaron. La cocina Cantonesa es rica por su combinación de ingredientes, amalgama de una cultura que como la española, se reúne en la mesa para celebrar cualquier tipo de conmemoración siendo el restaurante un espacio para la felicidad, el encuentro y los placeres.

 

Placeres que no sólo se pueden denotar en su cuidada carta, haciendo del espacio una experiencia desde que se entra. Jean Porsche ha creado una mezcla única con una combinación de colores, de motivos y de materiales, como papeles en hoja de oro, maderas en techos y suelos, textiles rebuscados con motivos orientales y otros occidentales, piezas con historia que se han buscado en Paris, Bélgica e Inglaterra, muebles y tapizados que crean diferentes ambientes que hacen que uno quiera descubrir todo y más lo que Bao Li puede ofrecer. El ambiente del restaurante recuerda al lujo de la china afrancesada, o de la interpretación en occidente de la cultura china, como se hizo en los palacios de los nobles de finales del XIX y principios del XX con sus salones chinos, llenos de patrones en cerámicas y porcelanas y combinaciones de rojos y azules. Mientras Felipe y María Bao preparaban lo que es hoy la carta de Bao Li, se buscaron muebles art deco, jarrones Chinos, lámparas con historia y detalle, se fabricaron piezas en escayola para la barra o la zona de chimenea con motivos muy arraigados en la cultura china como el caballo o los peces, se compraron piezas en subastas suecas, alemanas y francesas para así poder crear como si se tratara de una boda con la gastronomía un ajuar acorde a la suculenta cocina de Felipe Bao.

 

Felipe Bao ofrece una propuesta donde se evocan las recetas más tradicionales e importantes de la cocina Cantonesa, que se aleja de todo lo visto ahora mismo como referencia de lo que se conoce de esta cocina en occidente, ya que gracias a la investigación, viajes y estudios ha permitido que los hermanos Bao puedan concebir una cocina de oriente, combinada a la perfección con el mejor producto de occidente. Cada plato muestra un detalle y cuidado a la altura de  los mejores restaurantes Cantoneses del mundo, con una propuesta que aúna lo mejor de oriente y occidente.

 

En su carta tienen una variedad de Dim Sum desde los más clásicos como el Xiao Long Bao y el Ha Kao de langostinos hasta las propuestas más innovadoras como el Xiao Long Bao con foie y trufa negra o el hilo de seda Baoli con un guiso de pato. La amplia cocina del mar se ve también reflejada con platos como el bacalao negro al estilo Bao Li, caramelizado con verduras, corvina salvaje estilo Hunan, y una variedad interesante y única de elaboraciones con bogavante azul, como puede ser salteado con jengibre y cebolleta, o al vapor estilo cantón, así como una combinación con los tradicionales tallarines artesanos, todos con un emplatado lleno de detalle y cuidado por la cocina.

 

Como no podía ser menos, en la mesa se puede saborear la excelencia de los arroces y los tallarines de la cocina cantonesa, como el arroz frito Yangzhou, arroz “Golden Lotus” envuelto en hoja de loto con vieira, langostinos y calamares, e incluso se tienen mezclas como los fideos artesanales de boniato con ibérico adobado, que nunca ,ekor dicho, es una combinación que une una receta original del pueblo de Baoli, con ingredientes de la España donde Felipe y María tienen su segunda casa.

 

La experiencia en el restaurante Bao Li, se puede hacer a la carta, pero se cuenta también con dos menús degustación, el Baoli y el Spring, que permiten saborear una selección de esta cocina milenaria, que en manos de Felipe Bao se ha modernizado y enraizado con la mezcla de la tradición y el mejor producto.

Articulos similares
DISEÑO CERÁMICO

TAU Cerámica se enorgullece de anunciar que la segunda edición de CONECTAU ha sido un éxito sin precedentes. Durante los d ...
PROFESIONALES, ESTUDIANTES Y ENTUSIASTAS DEL DISEÑO SE DAN CITA EN EL BIZKAIA TALKS
0 2

El jueves 13 de junio, el Colegio Oficial de Decoradores y Diseñadores de Interior de Bizkaia (CODDB) celebró con gran éxit ...

Dejar una respuesta