Cada año, al acercarse la temporada de verano, es importante prestar atención al mantenimiento de nuestras piscinas, ya sean privadas, públicas o comunitarias. En algunos casos, incluso puede ser necesario llevar a cabo una impermeabilización completa de una piscina nueva o existente. Por ello, es esencial contar con las claves adecuadas para garantizar que el proceso de impermeabilización se lleve a cabo de manera efectiva y eficiente, independientemente del tipo de piscina o caso de aplicación.

 

Para lograr una impermeabilización de alta calidad, es crucial trabajar en el tratamiento del soporte desde el principio. En el caso de las piscinas existentes que necesitan ser rehabilitadas, pueden surgir una serie de problemas, como la presencia de eflorescencias, moho, pinturas y otros revestimientos que deben ser eliminados antes de aplicar el sistema de impermeabilización.

 

 

Además, dependiendo del tipo de soporte existente, como gresite, cerámica, antiguas impermeabilizaciones u hormigón, por ejemplo, se necesitará un sistema de impermeabilización específico para garantizar su correcto funcionamiento. Las grietas y fisuras también son problemas comunes que requieren una atención especial para evitar su reaparición.

 

En el caso de las piscinas nuevas, es posible que se encuentren lechadas cementosas débiles o presencia de desencofrantes o eflorescencias que deberán eliminarse mediante el tratamiento superficial adecuado para evitar que afecten a la adherencia de la impermeabilización.

 

 

También se debe prestar especial atención a los elementos pasantes, como los conductos de agua, los desagües y las tuberías, y asegurarse de que se traten adecuadamente durante la ejecución de la piscina para garantizar la continuidad de la membrana impermeabilizante. Además de trabajar en el tratamiento del soporte, también es esencial prestar atención a los puntos singulares, como los cambios de plano, las juntas de dilatación, los rebosaderos verticales y horizontales, y otros elementos singulares que requieren un tratamiento específico. Dependiendo del caso, se pueden utilizar diferentes materiales y técnicas, como la gama Morcemrest o la masilla elástica Pumalastic MS, la Banda Elástica PVC con Morcem Rest Epoxi T, y otros productos de impermeabilización para garantizar la estanqueidad en todos los puntos de la piscina.

 

 

Por último, es importante elegir el sistema de impermeabilización más adecuado para las necesidades de nuestra piscina. Grupo Puma ofrece una amplia gama de sistemas de impermeabilización, que se pueden adaptar a diferentes tipos de soportes y situaciones para garantizar una impermeabilización de alta calidad y duradera:

  • Sistema Drypool Flexible: compuesto por una primera capa de Morcem Dry F, la Malla Drypool embutida con una segunda capa de Morcem Dry F y otra tercera capa del mismo material. Con posibilidad de revestirse con piezas cerámicas…

 

  • Sistema Drypool Semiflexible: compuesto por una primera capa de Morcem Dry SF plus, la Malla Drypool embutida con una segunda capa de Morcem Dry SF plus y otra tercera capa del mismo material. Con posibilidad de revestirse con piezas cerámicaso pintura Pumacril piscinas.

 

  • Sistema Morcem Cover Poliurea: compuesto por una imprimación inicial dependiendo de la naturaleza del soporte y una capa de  MORCEM ELASTIC POLIUREA P. Como acabado, pueden aplicarse dos capas de MORCEM ELASTIC PM BARNIZ UV o colocarse piezas cerámicas.
Articulos similares
UN ENFOQUE RENOVADO HACIA LOS ELEMENTOS NATURALES Y LOS MATERIALES DE LA TIERRA
0 2

El Salone del Mobile y la Milan Design Week 2024 mostraron una impresionante convergencia de creatividad y diseño, destacando ...
FORTALEZA INQUEBRANTABLE Y SENSACIÓN DE NATURALIDAD
0 2

Dentro del gran abanico de posibilidades que nos ofrecen los diferentes materiales de construcción, el cuarzo emerge como un ...

Dejar una respuesta