SECTOR- ANFAPA

 

El pasado 12 de abril se celebró el tercer congreso de AISLA, Asociación de Instaladores de Aislamiento, en el que Anfapa participó, siendo una oportunidad para el debate y el intercambio de opiniones con relación a la instalación de sistemas de aislamiento, dentro de los cuales el SATE, Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior, es uno de los que mejores prestaciones obtiene, ofreciendo una alta eficiencia energética.

 

En el transcurso del encuentro se pudo conocer la propuesta del INCUAL (Instituto Nacional de las Cualificaciones del Ministerio de Educación Cultura y Deporte) sobre la Cualificación Profesional del Instalador de Aislamiento, el control de la puesta en obra de los distintos tipos de aislamientos, impermeabilizaciones y protección pasiva contra incendios por parte de AECCTI ( Asociación de empresas de control de calidad y control técnico independientes ) y las novedades en relación a la Protección frente al gas Radón y las del nuevo DB HE (Documento Básico de Ahorro de Energía) a cargo de Luis Vega, Coordinador de la Unidad de Edificación Sostenible del Ministerio de Fomento.

 

Con relación a la protección frente al gas radón (radiación gamma) se está transponiendo la normativa europea a la española, avanzando que el límite de concentración anual de radón en ambientes interiores será de 300 bequerelios/m3, a aplicar a toda la obra nueva y a la rehabilitación, aunque no será obligatorio rehabilitar para adaptarse a esta normativa. Se definirán una serie de zonas en función del riesgo, en principio 2 niveles.Todo ello se desarrollará en el marco de un Plan Nacional de protección frente al Radón.

 

 

 

Respecto al DB-HE destacar que la nueva propuesta, que está en su fase final de redacción, apuesta por disponer de edificios robustos en cuanto a necesidades energéticas, que no generen vulnerabilidad en los posibles usuarios futuros de menor capacidad económica, es decir a dar prioridad a las medidas pasivas disponiendo de edificios muy bien aislados. El criterio es no permitir el despilfarro de energía, aunque esta sea obtenida de fuentes renovables.

 

Asimismo, destacar que se va a limitar el consumo de energía primaria para todas las tipologías edificatorias, aunque con cifras diferentes. Estableciéndose límites de consumo de energía total y de energía renovable, también se limitará la demanda.Se mantiene la aportación de renovables definiéndose unos mínimos; también la aportación obligatoria de un mínimo de renovables para la producción de ACS, (seguramente 50%).En viviendas se estima que el nuevo código supondrá, en obra nueva, una reducción del 38% del consumo de energía primaria no renovable.

 

 

 

En la actual normativa se establecen una serie de zonas climáticas y en función de ellas se fijan los límites de consumo y de demanda energética; se pregunta a Luis Vega porque no se suprimen dichas zonas y se pasa a fijar para todas el mismo nivel de exigencia, ya que el objetivo es disponer de edificios de consumo

casi nulo, y por ello, en las zonas más exigentes, climatológicamente hablando, habrá que invertir más en aislamiento, en medidas pasivas. Como sin duda debe pasar en países del norte de Europa.

 

Comenta que de momento no van a dar ese paso y que se mantendrán las zonas, aunque la tendencia va a ser irlas reduciendo. Comenta que es muy difícil poder establecer una comparación entre países, pues las consignas no son las mismas, el mix energético tampoco lo es y además depende de la decisión del gobierno, es una decisión política. También el coeficiente de paso es distinto.

 

 

Articulos similares
UN CONCURSO INTERNACIONAL DE CONTRACT
0 2774

Envía tu propuesta de “Un prototipo de habitación de hotel 2019" y consigue materializar el sueño de ese proyecto para po ...
La vie en ROS es pasión por la naturaleza
0 163

Ros presenta los colores Bio y Montana, nuevos colores lacados y escritorios y camas abatibles.

Dejar una respuesta