ARQUITECTURA - PROYECTO

Desde ‘tureforma’ os traemos este espectacular proyecto situado en la urbanización ”Supermaresme” en la localidad de Sant Andreu de Llavaneras, a 40 kilómetros de Barcelona. Se trata de La Nao,una vivienda diseñada por el prestigioso arquitecto francés Erik Morvan.

 

 

 

LA NAO

La exclusiva propiedad ha sido edificada sobre una parcela de 6.300m² en las colinas de Barcelona. Gracias a su posición privilegiada, la finca ofrece una vista del mar y la ciudad de 220º. Con 1.600m² de superficie construida, cuenta con 7 suites, una sala de juegos, una bodega y una sauna. Además, un ascensor de acero inoxidable une los diferentes niveles de la propiedad, que también dispone de un garaje con capacidad para 7 vehículos y un apartamento para el personal de servicio.

 

 

 

ERIK MORVAN Y SABINE, PADRES DE LA NAO

La Nao fue diseñada por el prestigioso arquitecto francés Erik Morvan y su esposa Sabine, que es escultora. Hasta ahora, esta obra de arte vanguardista y con forma de navío ha sido propia residencia del matrimonio francés en España, desafiando las leyes de la construcción y balanceándose en un universo artístico innovador con la creación de formas y el uso de esculturas que hacen que la casa cobre vida.

 

 

Esta obra de arte arquitectónica incluye sinfín de pinturas, esculturas y mobiliario de alto valor artístico, incluyendo una infinity pool que alberga una escultura que parece flotar en el horizonte.

 

 

DISEÑO Y CURIOSIDADES

Su diseño está definido como “bio fluido”. Su superficie se divide en tres partes, haciendo las veces de galería de arte con taller de pintura y escultura, estudio de arquitectura, y vivienda Además, cuenta con su propio museo privado, el cual abrió sus puertas oficialmente en el año 2010. Desde varios ángulos esta obra de arquitectura contemporánea provoca admiración y consigue revolucionar el pensamiento y las emociones de los visitantes.

 

 

Es una casa moderna a la par que compleja, con cierta influencia de la obra de Antonio Gaudí. De hecho, La Nao es en sí misma un museo abierto al público y promovido por los Morvan que ya ha sido el lugar en el que se han exhibido las joyas de la joyera canadiense Édéenne, con un precio de los 3.000 a los 300.000 euros, así como los cuadros del pintor Alfred X. Balasch, valorados entre los 8.000 y los 12.000 euros.

 

 

 

El museo pretende contribuir al conocimiento y hacer disfrutar del arte y los valores en su espacio como ejemplo de la arquitectura vanguardista de este siglo. Así, el museo combina exposiciones o ventas temporales con presentaciones de colecciones permanentes y la organización de eventos.

 

 

Articulos similares
La firma es especialista en fabricación de productos de hormigón estructurales y ornamentales
0 73

Verniprens se inspira una vez más en la naturaleza para crear sus revestimientos.
ARQ DECÓ 2018 - MADRID
0 2995

Una cita con la participación de Ramón Esteve, Tomás Alía, Teresa Sapey, Rafael De la Hoz, Steve Webb Yates, EmeconEme,  ...

Dejar una respuesta